Llámame  01 800 836 9119
Escríbeme Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

     

EL GRAN RETO FEMENINO Combinar Trabajo y Familia

 
Las estadísticas demuestran que cada día más mujeres se incorporan al rol laboral, ya sea como emprendedoras, empresarias o ejecutivas, pero algunos analistas sostienen que estas mujeres lo hacen abandonando su rol típico de ama de casa, acarreando una fuerte descompensación en el hogar y la familia; mientras que otros defienden la postura de que con su capacidad “multitareas”, las mujeres pueden con un trabajo de empresa sin descuidar sus funciones de madre y esposa en el hogar.
 
 
Tú que estás en una empresa y tienes un hogar: ¿cuál es tu estereotipo de mujer?
 
Hoy en día, podemos identificar diversos estereotipos femeninos relacionados al rol que juega la mujer en la empresa en relación a su casa o viceversa y en función del gran reto que esto les representa. En esta edición nos enfocaremos a aquellos estereotipos que tienden tanto a tener más peso o responsabilidad en la mujer como en el hombre.
 
Es fácil identificar tu estereotipo de mujer en esta faceta según tus responsabilidades, si consideras el tiempo que le dedicas a un aspecto (empresa) como al otro (hogar), el compromiso que tienes con cada uno de ellos y el nivel de calidad desempeñada en cada actividad, pero también el apoyo que recibes por parte de tu marido o pareja tanto en lo laboral como en lo personal. Simplemente evalúa en su conjunto estos factores.

Por ejemplo: el día tiene sólo 24 horas para todos, ¿dónde pasas más tiempo? en casa con tu familia o en la empresa con tus compañeros y clientes; haz memoria que tan frecuentemente llegas tarde a casa, pospones actividades familiares o simplemente no estás con los tuyos por exceso de trabajo, urgencias o juntas extraordinarias en la empresa; y lo que despeja toda duda es que tan buena eres en tu trabajo como profesionista o bien como esposa y/o madre, pues típicamente alguien que se destaca en algo es porque se entrega en cuerpo y alma al mismo y algo tiene  que sacrificar.

Por otra parte, pregúntate que tanto participa tu marido o pareja en las actividades del hogar, en la educación de los hijos y en la relación de pareja; que no por aportar al gasto de la casa o estar físicamente en ella, significa que participa o contribuye contigo y la familia en el hogar.

Así que si tú eres la clásica mujer dedicada 100% al hogar, sin una responsabilidad profesional en alguna empresa, entonces tú eres lo que todos conocemos como una Mujer Tradicional, donde la pareja es quien labora en una empresa para traer todo el gasto de la casa y tú seas probablemente quien lo administra, si bien te va; pero eso sí, tú eres la responsable de la casa y la educación de los hijos.

Por otro lado, si tú además del hacerte cargo del hogar, realizas un esfuerzo por obtener un ingreso adicional al de tu marido, ya sea con alguna actividad desde casa o un trabajo de medio tiempo, entonces tú estás catalogada como una Mujer Excepcional, que con complicaciones mantiene un hogar funcionando, hace su mejor esfuerzo para conservar el trabajo que tiene y apoya a su marido.

Ahora bien, si tú cuentas desde hace tiempo y en forma consolidada, con un trabajo de tiempo completo al igual que tu marido, además de hacer un trabajo increíble en casa con los hijos y tu cónyuge, entonces eres considerada una Mujer Maravilla, que mantiene a la perfección no sólo un hogar sino una buena relación de pareja y madre además de cumplir cabalmente con su trabajo en la empresa. Esto considerando que tu hombre prácticamente se desentiende del hogar por el buen desempeño que realizas.

Si tú te haces cargo fielmente tanto del hogar y la educación completa de los hijos, como de la proveeduría con un trabajo digno, por la falta de una pareja, eres pues una Mujer Extraordinaria, que aún con la presencia de un hombre que no trabaja e incluso, que no contribuya en el hogar, pero que sí mantiene una buena relación contigo, sigues siendo una Mujer Extraordinaria…, pen-tonta pero extraordinaria, como diría mi madre, pues de que las hay las hay y están en pleno derecho y capacidad.
 
 
 
 

          Aunque tú como mujer tengas una pareja que no trabaja y no te apoya en el hogar, pero te toca la situación que tampoco tú cuentes con un trabajo para salir adelante, refugiándote en las labores del hogar, es entonces cuando tomas el papel de una Mujer Víctima y con mayor razón si careces de un hombre a tu lado, pero alguien tiene que trabajar para salir adelante.   
          En cambio si tú te dedicas a las labores del hogar y tu marido trabaja, pero además de eso te brinda su apoyo en algunas responsabilidades del hogar, entonces debes considerarte una Mujer Afortunada, que en estos tiempos aún tiene cierto asombro que el hombre participe de esta manera. 
  
         Así también puede ser tu caso, que sea el hombre quien se encargue de todas las responsabilidades de la casa, los hijos y tome la iniciativa en la relación de pareja y tú como mujer seas la que trabaja, proveedora de los bienes y servicios para el hogar, siendo así una Mujer Moderna, ante los ojos incrédulos de muchos de nuestros congéneres al ver estos roles invertidos, donde el hombre de la casa realmente se queda en casa. 
  
         Pero si además de que sea tu esposo el que se ocupa de la casa y de tus hijos, y al igual que tú, también él  trabaje, entonces considérate una Mujer Abusiva, pues es el hombre y no la mujer el que además de trabajar sea quien lleve los quehaceres del hogar, de los cuales como mujer te desentiendes y te has vuelto cómoda con el pretexto de que eres la que trabajas y quizás la que más dinero gana. 
  
         Finalmente quizás estés jugando el estereotipo de Mujer Feminista o muchacha lista o abusada, pues    es aquí donde la participación de la mujer es nula en el hogar como en lo laboral y es el marido quien se encarga de ambos aspectos; pues un hombre que no tenga una mujer que lo esté motivando, difícilmente podría hacer esto solo, son contados con los dedos de las manos, como en los casos de una viudez. 

 
 
 
 

Tomando estos estereotipos de mujer con filosofía, en verdad podemos concluir que sin ser extremistas pero sí moderados, es posible pensar que la mujer de hoy en día pueda llevar una relación ganar – ganar en este plano de vida con su pareja, considerando que una mujer y un hombre puedan dividir las responsabilidades del hogar por igual, sin dejar de atender su responsabilidad profesional, identificando a esta mujer como una Mujer Inteligente y equilibrada. Pero que mejor aún si esta relación pudiera llevarse a un plano más elevado, en la que ambos estén al 100 tanto en el hogar como en la empresa y sean capaces de intercambiar y apoyarse en estos roles sin problema alguno, pero sobre todo, con un mayor nivel de entendimiento y responsabilidad compartida, entonces, sólo entonces, la mujer sería considerada como una Mujer Integral, feliz y realizada.
 
 
 
 

Mirar al interior de tu consciencia podría resultar incómodo pero a la vez gratificante. Hazme saber tus comentarios si este artículo te gustó, pero sobre todo cuéntame cuál es tu estereotipo de mujer hoy y en cuál te gustaría estar.
Visit betroll the best bookies

NOTAS

Combina Trabajo y Familia

Las estadísticas demuestran que cada día más mujeres se incorporan al rol laboral, ya sea como emprendedoras, empresarias o ejecutivas, pero algunos analistas sostienen que estas mujeres lo hacen abandonando su rol típico de ama de casa. Ver más.

 

NOVEDADES